En cirugía de próstata en Guadalajara, especialista de próstata en Guadalajara, Urólogos en Guadalajara

La cirugía de próstata en Guadalajara es una intervención que se realiza con la finalidad de extraer de manera parcial o total esta glándula y se lleva a cabo ante la existencia de dos posibles enfermedades: cáncer de próstata, el tipo de tumoración maligna que más afecta a los hombres, sin contar el cáncer de piel; y la hiperplasia benigna de próstata (HBP).

El diagnóstico de ambas enfermedades se logra mediante una analítica de sangre, así como el estudio del cuadro sintomatológico asociado, como sangrado, micción lenta y entrecortada, vaciado incompleto de la vejiga, infecciones de la orina y, en el caso de la hiperplasia, no haber respondido a la receta médica con fármacos.

En la mayoría de los casos, los urólogos en Guadalajara realizan este procedimiento quirúrgico con anestesia general, aunque también la pueden hacer con la epidural, que se aplica en la espalda o a través de un medicamento intravenoso para dormir profundamente. En promedio, la cirugía se demora entre 40 minutos a 1 hora, aunque esto puede variar de acuerdo con la habilidad del cirujano en cuestión y la complejidad del caso que se esté tratando. Después de la intervención, los pacientes pueden estar hospitalizados hasta 3 días.

Con el objeto de remover la próstata o de tratarla, el gremio médico ofrece una gran variedad de métodos de intervención en el quirófano, que están orientados a hacer mucho más eficiente el proceso de ayudar a los pacientes con diversas patologías; por lo tanto, la cirugía prostática puede hacerse mediante laparoscopia, es decir, a través de pequeños orificios en  el abdomen por donde pasan instrumentos para trabajar en la zona o por laparotomía, que consiste en hacer un corte mucho mayor en la piel.

Algunas de las técnicas asociadas más comunes son:

  • Resección transuretral, que se aplica, por lo general, en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, sin embargo, en los casos de cáncer, también contribuye a procurar alivio de los síntomas, como la dificultad para orinar.
  • Prostatectomía radical retropúbica, una técnica que el urólogo pone en práctica a través de un pequeño corte en la piel, junto al ombligo, para extirpar el tumor.
  • Prostatectomía radical asistida con robótica, en la que el cirujano emplea un robot con brazos, siendo la técnica más precisa y con menor probabilidad de dejar secuelas, aunque también es la menos frecuente debido a su elevado costo.
  • Prostatectomía radical perineal, que consiste en un corte entre el ano y el escroto para retirar el tumor, si bien existe riesgo de que los nervios asociados a la erección se ven afectados, por lo que se emplea con mucha menor frecuencia que la anterior.

Tras la cirugía de próstata es preciso realizar exámenes de seguimiento cada 6 meses por 5 años. El especialista de próstata en Guadalajara también podría solicitarles una densitometría ósea y otras pruebas anualmente.

En el diagnóstico y tratamiento de enfermedades prostáticas, el doctor Felipe Vélez Cárdenas es el mejor, porque cuenta con la preparación y calidad humana que lo certifican como el experto de confianza que ustedes necesitan. Contáctenlo hoy a través de su sitio web para disponer de mayor información.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Contacto

Escribe un mensaje y nos comunicaremos con usted lo antes posible.

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter