Verrugas genitales tratamiento

Las verrugas genitales son el tipo de infección sexual más frecuente y es ocasionado por alguno de los tipos de virus del papiloma humano, conocido también como VPH, para las verrugas genitales tratamiento es necesario que un especialista se encargue de realizar el diagnóstico de la infección y determine qué tratamiento puede resultar más adecuado, el que siempre responde a las características del padecimiento, a los intereses y preferencias, tanto del paciente, como del médico especialista dedicado a su atención.

verrugas genitales tratamiento

Las verrugas genitales tratamiento es de suma importancia para reducir los riesgos de posibles complicaciones, entre las que se incluye cáncer y problemas durante el embarazo. En este punto cabe mencionar que a pesar de que tanto mujeres como varones pueden contagiarse de la infección de virus de papiloma humano, es la población femenina quien tiene mayores probabilidades de desarrollar verrugas, razón por la que se recomienda adoptar medidas preventivas, como son el uso de preservativos al mantener relaciones sexuales y aplicarse la vacuna que protege contra cuatro diferentes cepas de virus de papiloma humano.

La infección se caracteriza por la presencia de verrugas en los tejidos húmedos del área genital, en muchas ocasiones son de tamaño tan reducido que no son perceptibles a la vista, lo que puede hacer un poco complicada su detección y diagnóstico. En los hombres, las verrugas genitales pueden aparecer en el ano, en el escroto o en el cuerpo del pene, mientras que en mujeres llegan a crecer en las paredes de la vagina, en la vulva o en el área situada entre el ano y los genitales externos.

También es posible que las verrugas por virus de papiloma humano se presenten en la boca o en la garganta. Los síntomas y signos que acompañan al padecimiento incluyen la inflamación en forma de sacos de color grisáceo o carne en la zona genital, el crecimiento de varias verrugas juntas que adquieren la forma de racimo o coliflor, picazón en la zona genital y sangrado al mantener relaciones sexuales.

Como ya mencionamos, en algunos casos las verrugas pueden ser muy pequeñas y no ser perceptibles a simple vista, pero llegan a multiplicarse rápidamente, por lo que si se detectan los síntomas que hemos descrito, es necesario consultar a un médico para que a partir de un examen físico y una serie de pruebas complementarias, realice un diagnóstico preciso que permita comenzar un tratamiento oportuno.

En el consultorio médico, si se sospecha de la presencia de verrugas genitales, el especialista aplica una solución para aclarar las verrugas. Esta solución es de ácido acético y se aplica en el área genital y permite revelar la inflamación, misma que puede observarse con ayuda de un colposcopio, un instrumento de aumento que permite una vista detallada.

Además de esta exploración existen pruebas que se recomienda a toda la población que ha comenzado su vida sexual, realizarse periódicamente. En el caso de las mujeres, la prueba del papanicolaou permite detectar cambios en el cuello uterino y la vagina ocasionados por infecciones o cáncer, los que además pueden ocasionar la aparición de verrugas genitales.

El papanicolaou consiste en tomar una muestra de las células del cuello uterino para examinarla con un microscopio y detectar anomalías, se sugiere que la prueba se realice una vez cada tres años. Existe además una prueba del virus del papiloma humano, también aplicada a mujeres para detectar cambios en las células del cuello uterino, por lo regular a mujeres mayores de 30 años. Las muestras de células se toma durante el papanicolau y cabe mencionar que aunque es una prueba de utilidad para detectar virus del papiloma humano, solo algunos tipos de este virus se pueden identificar con ella.

Una vez confirmado el diagnóstico el especialista indicará el verrugas genitales tratamiento que pueda ofrecer los mejores resultados al paciente. Cuando las verrugas no ocasionan síntomas molestos es posible que no sea necesario un tratamiento especial, pero si están acompañados por dolor, una sensación de ardor y picazón, el brote de verrugas se puede tratar con medicamentos o cirugía.

Si bien, ambas opciones ofrecen altas tasas de éxito para eliminar las verrugas, no eliminan el virus y es probable que al cabo de un tiempo vuelvan a aparecer las verrugas, razón por la que se recomienda un seguimiento médico después del tratamiento. Los medicamentos utilizados para el tratamiento de verrugas genitales pueden ser tópicos, para aplicarse directamente sobre la piel del área afectada, pero por ningún motivo se recomienda que se emplean fármacos de venta libre, pues incluso los recetados por un médico tienen efectos secundarios, y es necesario que se tengan algunas precauciones al aplicarlos por salud y seguridad.

En cuanto a los tratamientos quirúrgicos, son una opción que los especialistas sugieren a quienes presentan verrugas genitales de mayor tamaño y a pacientes que no han respondido bien a los medicamentos, o bien, a mujeres embarazadas para evitar que el bebé esté expuesto a ellas durante el parto.

Existen diferentes opciones quirúrgicas, como la crioterapia, la electrocauterización, la escisión quirúrgica y el tratamiento con láser. La crioterapia, o congelación con nitrógeno líquido, consiste en crear una ampolla de nitrógeno alrededor de las verrugas para que se desprendan y aparezca piel nueva. Esta técnica puede tener efectos secundarios como dolor e inflamación pero es muy efectiva y ofrece excelentes resultados, aunque es necesario tener en cuenta de que pueden requerirse repetir los tratamientos con crioterapia.

La electrocauterización, por otro lado, consiste en usar corriente eléctrica para quemar verrugas, lo que también puede ocasionar dolor e inflamación pero una buena eliminación de las verrugas. Mientras tanto, en la escisión quirúrgica el especialista corta las verrugas con instrumental especial. En este tratamiento se aplica anestesia general o local y los efectos secundarios son similares a los que acompañan a las otras técnicas.

Finalmente, en el tratamiento láser con la aplicación de energía lumínica de gran intensidad, se eliminan las verrugas de mayor tamaño y más difíciles de tratar. Los efectos secundarios de este tratamiento incluyen dolor y la formación de cicatrices, pero puede ser la mejor opción para eliminar las verrugas genitales que no han respondido bien a ningún otro tratamiento.

La atención médica especializada es fundamental para el verrugas genitales tratamiento y el Dr. Felipe Vélez Cárdenas, urólogo con amplia experiencia en la atención de este tipo de infección causada por el virus del papiloma humano con gusto les brindará la atención que necesitan. Para agendar una cita no duden en ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.

Contacto

Escribe un mensaje y nos comunicaremos con usted lo antes posible.

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter