disfunción eréctil tratamiento

Todos los hombres, en algún momento de sus vidas pueden experimentar incapacidad para lograr conseguir una erección, o mantenerla con la suficiente firmeza para tener una relación sexual, lo que se debe a diferentes factores, y es considerado como algo normal. Sin embargo, cuando esto se da continuamente es necesario que se acuda con un especialista para que determine la disfunción eréctil tratamiento que resulte más eficaz, según las causas que la originan,  las que se han detectado y que permitan al paciente mantener una buena calidad de vida.

A pesar de que la disfunción eréctil es comúnmente considerado un problema únicamente sexual, por las causas que la originan y los efectos a nivel psicológico que puede desencadenar, en la mayoría de los casos requiere un tratamiento integral y la participación de profesionales de la salud especializados en diferentes ramas, en particular porque puede ser un signo de enfermedades cardíacas no diagnosticadas.

disfuncion erectil tratamiento
Como ya mencionamos, cualquier hombre puede experimentar problemas para tener una erección o mantenerla pero se considera que se requiere atención médica cuando las dificultades son persistentes y además se acompañan de una disminución del deseo sexual.

Ahora bien, el tema de la disfunción eréctil puede ser difícil de tratar, y ser motivo de vergüenza, pero por los numerosos y diversos factores que la pueden ocasionar, y las complicaciones que la acompañan, es sumamente importante consultar a un médico si se tiene preocupación por las ereccione y otros problemas sexuales, como puede ser la eyaculación precoz o tardía, si se padecen enfermedades cardíacas o diabetes.

En el consultorio médico se realizan diferentes exámenes y pruebas para determinar las causas del problema y así dar con la disfunción eréctil tratamiento que pueda ofrecer los mejores resultados y reducir los riesgos de complicaciones, las que en general están asociadas con una vida sexual insatisfactoria, trastornos de ansiedad, problemas de autoestima y estrés, problemas de pareja e incluso problemas para lograr un embarazo.

En muchos casos la disfunción se debe a la combinación de factores físicos y psicológicos, y es precisamente por esta razón que se prefiere optar por tratamientos integrales a través de los cuales se logren atender ambos aspectos, en lo psicológico, la ansiedad y la depresión son las causas más relacionadas con problemas de disfunción eréctil, las que pueden ser detonantes o bien, ser el resultado de la imposibilidad por mantener una erección de calidad para tener relaciones sexuales, lo que solamente agrava el problema.

Por otro lado, en la causas físicas se identifican enfermedades cardíacas, hipertensión, diabetes, ateroesclerosis, colesterol alto, obesidad, síndrome metabólico, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, enfermedad de De la Peyronie, el uso de algunos medicamentos, el tabaquismo, el abuso de alcohol y otras sustancias, trastornos del sueño, cirugías o lesiones que afecten la médula espinal o la zona pélvica, así como los tratamientos para el cáncer de próstata, entre muchos otros factores.

Es necesario identificar que también hay algunos factores de riesgo que incrementan las probabilidades de presentar problemas de disfunción, como el envejecimiento, las enfermedades como las que hemos mencionado, el tabaquismo, el sobrepeso, el uso de medicamentos, las lesiones en nervios o arterias relacionadas con el control de las erecciones los trastornos psicológicos y el consumo de alcohol y otro tipo de drogas, en particular si se presenta un problema de abuso de sustancias.

Por tanto, las medidas de prevención que se recomienda adoptar es llevar un estilo de vida saludable, tratar las enfermedades existentes ya sea que estén o no relacionadas directamente con problemas sexuales, ya que en grados más avanzados o por sus propias complicaciones pueden derivar en, por ejemplo, problemas cardíacos o de presión arterial elevada, como es el caso del sobrepeso.

Para el diagnóstico, los médicos realizan una exploración física y recaban información para hacer la historia clínica del paciente. En aquellos casos en que se sospecha de padecimientos preexistentes o si se ha diagnosticado una enfermedad crónica, es posible que se realicen pruebas adicionales, como una exploración física del pene y los testículos en específico para verificar la sensibilidad de sus nervios, un análisis de sangre para comprobar signos de enfermedades cardíacas o diabetes y los niveles de testosterona, un análisis de orina o una ecografía, esta para verificar si hay problemas con el flujo de sangre al pene.

Un examen psicológico también es parte importante del diagnóstico y en términos generales se enfoca en detectar la presencia de depresión, trastornos de ansiedad u otras posibles causas psicológicas que generan el problema de disfunción.

El tratamiento para la disfunción eréctil depende de las causas que la originan y cuando se encuentra relacionada con otros padecimientos, el médico se encarga de canalizar al paciente con el especialista indicado para su atención. Además del tratamiento de padecimientos subyacentes, se suele recomendar el uso de medicamentos, y en caso de que estos no sean efectivos es posible que plantee la opción de cirugía, implantes o del uso de una bomba peniana, realizar ejercicios físicos o tomar una terapia psicológica.

Los medicamentos que se emplean para el tratamiento de disfunción eréctil, suelen ser orales y para su prescripción el especialista toma en cuenta el estado de salud general del paciente, esto para reducir los riesgos por los posibles efectos secundarios. También existen opciones de medicamentos inyectados, supositorios, o bien un tratamiento de reemplazo de testosterona cuando el problema es originado por niveles bajos en la producción de esta hormona.

Si los medicamentos no son efectivos, el médico puede recomendar el uso de una bomba peniana para ayudar a lograr y mantener una erección. Esta bomba es un dispositivo que funciona al vacío y puede ser manual o funcionar con pilas. Opera aspirando el aire del tubo que se coloca sobre el pene hacia afuera para que por efecto de vacío incremente el flujo de sangre hacia el pene.

Los implantes peneanos son otra opción disponible y consiste en la colocación de barras inflables y flexibles que controlan el momento y la duración de la erección, la colocación de estos implantes se hace a través de una cirugía y se considera como la última opción cuando los otros tratamientos no han resultado eficaces, los especialistas recomiendan además realizar ejercicios físico y recibir terapia psicológica, con lo que se facilita al paciente tener un estado de ánimo que reduzca los riesgos de tener problemas de disfunción y al mismo tiempo son un soporte durante el tratamiento.

En todo caso se debe consultar con un especialista sobre las características del plan de ejercicios y la terapia que se recomienda adoptar, en particular cuando se ha diagnosticado un trastorno como depresión o ansiedad.

Si están en búsqueda de un especialista en disfunción eréctil tratamiento el Dr. Felipe Vélez Cárdenas pone a su disposición sus servicios de alta categoría y su amplia experiencia como urólogo. Para agendar una cita los invitamos a contactarnos, con gusto los atenderemos.

 

Contacto

Escribe un mensaje y nos comunicaremos con usted lo antes posible.

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter